I’ve got that summertime sadness

¿Qué tendrá el verano?

Nos guste o no el calor, el verano tiene un “no sé qué” que todo lo hace más fácil, más relativo. Puede que sean las horas de luz, o el cielo despejado. Puede que sea que no están los jefes o esa compañera amargada. Serán los mojitos, la playa, las calles desiertas o el despiporre, vete a saber.

El verano por algún motivo (y no hablo de vacaciones) nos libera, nos da un pequeño empujón para hacer ciertas cosas que tenías abandonadas o que no estabas seguro de si “es el momento de hacerlo o no”. Simplemente te lanzas.

Pero por liberadores que sean estos mese también tiene una cadencia triste, ese summertime sadness que dice Lana del Rey. Como cuando eras un crío y hacías amigos que jamás volverías a ver, todo era pasajero, efímero. Cuando cae el sol, esa luz que entra por la ventana es como un recuerdo de “hey aprovecha, que esto se acaba”, es una luz melancólica, de añoranza.

Aquí estoy yo, con Pink Floyd y mi summertime sadness sin saber muy bien que pasará después de que te vayas, porque aunque ya no somos crías y existe whatsapp los caminos se separan. Aún así me alegro por ti, porque no te merecen y porque por fin vuelas hacia donde quieres. Por el momento me agarraré a las últimas horas de luz que nos quedan y dejaré los lamentos para otro día. Te veo mañana 😉

0300771h-13

Anuncios

3 comentarios en “I’ve got that summertime sadness

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s