Ser o no ser (again), he ahí la cuestión

Llega un punto (después de tres años) en que se acerca el momento de la verdad… Tu hijo (bueno el mío) va a empezar en septiembre el colegio. Después de estos casi treinta y seis meses, he empezado a hablar con algunas madres, y dado mi timidez y mi falta de sociabilidad eso es un logro. Primero viene el grupo de whatsapp para ponernos de acuerdo en qué regalo de despedida les hacemos a las profesoras. A eso se le juntan las típicas conversaciones de “¿y a qué colegio lo llevarás?” o “¿Y que te pareció la escuela X”, luego vienen los nervios previos a la matricula” A ver si tenemos suerte… blablabla…”.  Y por último, claro está, ves que los niños se separarán y después de varios años (y varias celebraciones de despedida que hace la guardería) pues quieras que no… como que ya sale un poco natural el mantener conversación con por lo menos una o dos madres.

Llegado este punto tanto profesoras, que cuidan de su negocio, y otras madres que buscan un tema sencillo de conversación, llega la gran pregunta… “¿Y tú no te animas?”. Grrrrl odio que me hagan esta pregunta…

Respuesta rápida: No

Respuesta que realmente piensas: no sé … quizás más adelante (es que son tan monos…)

Respuesta posterior a lo que has pensado: Mente fría por Dios, que esto no es una broma.

A lo que le sigue: ¿Y si las dudas me persiguen hasta que mis ovarios se marchiten y luego me arrepiento?

Conclusión final (pensando con la cabeza): Honey… si tienes dudas es un NO. Porque hay en juego muchas cosas, una pareja, un hijo (que ya tienes) y una personita que traerás al mundo sin que ella lo pida. Y es que al final, como pasó con el primero, si lo quieres lo sabes, lo tienes claro.

Yo no creo que sea buena madre, lo sé. Pero como nadie es perfecto sé que hay de dos cosas muy importantes en el ejercer de madre que no son mi fuerte, no tengo paciencia (o la suficiente -aunque voy mejorando con el tiempo-) y soy, y tal cual lo digo, algo egoísta. Y aunque suene feo, hay mamas como yo que no somos unas “madres devotas”, no todo gira entorno a nuestros hijos. Tenemos nuestros propios planes, buscamos intimidad y queremos seguir teniendo tiempo para nosotras y para nuestras parejas.

¿Estoy segura de querer renunciar a todo esto ya sea ahora o dentro de X años? No.

¿Estoy segura que algún día no volverá a aparecer REALMENTE (sin que sea una simple morriña) esa necesidad biológica e imperiosa en que QUIERES otro niño? Tampoco.

Y a mi no me engañáis, eso de que todo es más fácil con el segundo es una patraña. Quizás lo sea cuando ya son más mayorcitos que la experiencia es un grado, pero es simple matemática, el trabajo se multiplica.

Así que por favor “mamis y papis” dejad de poner caras de “joder-que-padres-más-raros-que-no-quieren-otro-niño-con-lo-maravilloso-que-es” como si fuera un crimen cuando os decimos “AHORA NO”.

Gracias.

 

Anuncios

2 comentarios en “Ser o no ser (again), he ahí la cuestión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s