Cosas más alegres

Ayer mi marido me decía que en el siguiente post debería escribir acerca de cosas más bonitas. He cambiado el título por “alegres” porque “bonitas” ya me parecía demasiado cursi. Sí es cierto que he estado gruñona, pero siempre con humor… Bueno casi siempre. En fin, no sabía si escribir acerca de purpurinas, osos amorosos o puestas de sol, así que me he decantado por la Navidad, ya que a casi todo el mundo le gusta. images (1)Francamente a mi no es que me entusiasme, pero haré un esfuerzo porque a él sí le apasiona esta época del año. ¡¡Va por ti amor!!

 

– Recibir regalos: Aunque muchos te los compran porque si, no sean demasiado útiles, sena impuestos (como los amigos invisibles del trabajo, que siempre HAY que hacerlo), siempre de ese no se qué de “a ver a ver… ¿Qué será? (whatever will be will be…), Además hay gente que te conoce como si te hubiera parido y clavan los regalos.
200

giphy (3).gif-Hacer regalos: Esto mola más que lo anterior. Sí, te rompes la cabeza pensando qué regalo hacer a cada uno pero, mientras esperas que abran el regalo que has comprado (perdón, el regalo que Papá Noël ha traído) se te pone un nudo en el estomago esperando que les guste y ver sus reacciones y cara de felicidad (obviamente esto último solo pasa si les gusta, si no se te queda la cara de gilipollas). Empiezas con el “pero vengaaa… va.. ¡ábrelo ya! ¡rompe el papel leches!” y, redoble de tambores… le gusta 🙂

 

-Las comidas familiares: obviamente eso dependerá de la familia que descarga (2)tengas, pero el hecho de juntarse la familia en un ambiente alegre, de buen humor y contando anécdotas de antaño acostumbra a ser divertido. Se cantan villancicos, te pones las botas, y si hay chimenea todavía es mejor.

-La comida en si: ahí los anfitriones se gastan la mitad de sus ahorros en un banquete que difícilmente repitas a lo largo del año (la otra mitad se la gastan en regalos). Hacen sus mejores platos, compran los mejores vinos y cavas y se curran postres alucinantes. miau_7.jpg

-El árbol: ese día en que tu y tu pequeña familia la dedicais a montar el árbol es como, no sé como el primer paso a abrir la puerta a la Navidad, es sencillamente entrañable.

-Las luces: Ir por la calle con esas luces que te apaciguan el frió de la calle, adornan el ambiente (y las calles por supuesto) y te hacen recordar tu niñez, cuando esperabas con candeletas a que las pusieran porque eso significaba que la Navidad estaba al caer.

-Las pelis míticas: algunas más malas que otras pero siempre molonas. Love Actually, Solo en casa, Family man, El día de la Bestia… 200 (1)

Pero lo mas importante para mi es…

-La magia: la ilusión que desprenden los niños durante esa epoca es como mínimo sorprendente. Cada día abriendo los calendarios de Adviento, preguntando “¿y falta mucho? ¿Cuanto? ¿me traerá muchas cosas?niño feliz.jpg

Y básicamente, este es el espíritu de la Navidad, la felicidad, la unión, la
alegría, la magia.

Bueno como un post mio no sería un post mío sin gruñir un poco dejar claro algunas cosas:

-No me gustan los villancicos

-No puedo comer casi nada de las mil cosas ricas que hacen debido a la celiaquía

-En mi barrio solo hay una calle con luces que, por horario, todavía no he visto encendidas

-Ir a comprar regalos con la marabunta apesta

-Me estresa ir para arriba y para bajo con el crío. Un día aquí otro allí, el otro acá… Aaaagh.

Bueno cariño, espero que ya estés contento por haber escrito algo “bonito”, ya intentaré hacer más de estos.

Feliz Navidad mon amour. Love ya!

 

Anuncios

6 comentarios en “Cosas más alegres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s