Mamá creativa

Ahhh la creatividad… Todos asociamos la creatividad al arte. Hay gente que nace con el don de la creatividad (tengan o no talento) y gente que no, o eso creen.

Yo se de un grupo que aunque no se lo hayan planteado nunca, puedo asegurarles que son creativas, las mamás. No, no hablo de manualidades, cuentos inventados a la hora de ir a dormir o juegos diversos… no no no, nada de eso, hablo del día a día.

Vamos aponer un ejemplo sobre el trabajo global que se hace al cabo del día:

Arreglarse, ir a trabajar, ir a por el niño, jugar con él, recoger la casa, hacer la cena y la comida para el día siguiente, dar la cena al niño, bañarlo, ponerlo a dormir, ducharte, cenar y un rato para descansar. ***NO PARECE TANTO, PERO AGOTA***

madre-trabajadora

Viendo esta imagen parece sencillo ¿verdad? La super mamá… Yo puedo con todo. Bien pues no, así de simple. Hay días en que salen imprevistos, otros que hay más cosas por hacer, otros que el niñ@ está tont@ o que nosotros estamos tontos, y días en que todo se junta y entonces es en plan “apaga y vámonos”.

La realidad es la siguiente:

Mientras vas hacia el trabajo vas haciendo una lista de las cosas que hay que hacer durante el día. Luego trabajas, trabajas, envías un whatsapp de hola-cariño-te-echo-de-menos-te-quier-hasta-luego, trabajas again, comes en el office en cero coma y haces horas extra. Luego de camino a buscar al niño, aprovechas para llamar a X, pasas por el corte inglés a comprar esas galletas sin gluten y ya de paso, compras cuatro cosas para el banco de alimentos que recogen en la guardería (pq podrías ir otro día pero “no vaya a ser que se me olvide”), luego cuando llegas resulta que las legumbres no podían ser en tarro de cristal por eso que se pueden romper y “bueno así las puedes aprovechar tu para tu casa…” (ya, gracias maja…).

De camino a casa con el niño vas pensando en qué preparas para cenar (y para comer mañana) mientras cantas “The wheels on the bus go round and round”. Entonces  llegas a casa, pones la lavadora porque es lo que más tarda, así mientras, haces hervir el agua de los macarrones, descuelgas la otra lavadora y doblas la ropa, pones los macarrones en el agua y preparas la ropa del niño de mañana, todo esto por supuesto jugando con el niño. Buscas las fotos de delfines que te han pedido en la guardería para el mural y mientras estas cortando el bacon de la carbonara llega el momento mecagoenlalecheputa NO HAY TINTA EN LA IMPRESORA. Así que coges al crío otra vez y te vas a por tinta.

De vuelta a casa por segunda vez, te peleas con la impresora y su puta madre y pones las jodidas fotos de los jodidos delfines a imprimir mientras bañas al niño. Luego le das de cenar mientras te “peleas” con la operadora de Movistar porque no funciona el Imagenio (marque 1 si su consulta está relacionada con X… una ostia te daba yo ti). Bien, con el niño bañado y cenado es momento de ponerlo a ver Peppa Pig (oink oink). Ahora puedes acabar de hacer la carbonara, colgar la lavadora, hacer la transferencia y contestar un mail y confirmar con tu suegra que el viernes va a buscar ella al niño. Y enonces…

-Oh! Hola cariño ¿qué tal tu día? Genial, (mientras riegas las plantas) blablabla… (mientras friegas los cacharros) Te he echado de menos (mientras revisas que el gato tenga la arena limpia, comida y agua). Sí el día estupendo, el niño ha salido muy contento de la guardería (ahí sí, me he ido al estudio a fumarme un cigarro con él). Uy! no le he dicho a tu madre que el niño sale más tarde que tiene musica. “No te preocupes ya la llamo yo luego” (nota mental 1: preguntar más tarde si ha llamado a su madre y en caso contrario recordarle que lo haga) (Nota mental 2 : Nah! ya le mando yo ahora un whatsapp…).

Revisas tu lista y… Bueno… me he dejado cosas por hacer. FUCK!

Así que así es la vida de una mamá con SOLO un hijo, y os contaré un secreto… los hay que tienen más de dos y mas de tres (viven al límite, son unos temerarios). Luego están los que independientemente que tengan uno o cinco, los niños son más grandes, lo cual significa que hacen actividades extraescolares, o quieren ver a sus amiguitos, o hay que ayudarles con los deberes etc…

Sí señores, esto es creatividad, esto es ser un artista de la logística (a ver como empiezo para que todo cuadre). Porque si hay algo más cansado que hacer esto, es pensarlo. Pensar en lo que hay que hacer, en como y cuando hacerlo, y a la vez por supuesto ir pensando en a ver qué coño se te está olvidando. Y cuando acabas el día y ves que has podido hacerlo todo (o aunque sea la mitad, da igual) y te ha dado tiempo para disfrutar del niño, cenar charlando tranquilamente con tu marido, has podido leer o escribir, o haceros unos rumaquitos (las tres cosas casi nunca son viables), te sientes como eso, como una ARTISTA, como LA PUTA AMA!

***NOTA: no papás, no es un rollo discriminatorio, sin vosotros sería un suplicio. El artículo esta basado en las madres básicamente porque en el 90% de los casos  es como funcionan las cosas (al menos a mi alrededor). Pero os queremos, mucho, y apreciamos más de lo que os pensáis todo lo que hacéis por la familia.***

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s