Cuando las cosas funcionan mal…

Cuando las cosas funcionan mal es, hablando en plata, una puta mierda. No, no me estoy refiriendo a situaciones importantes o que marquen nuestras vidas, sino a objetos, chorradas, cachivaches.

Ejemplos:

-El ordenador, ese maldito enemigo… ¿por qué a veces te apagas maldito? ¿Por qué no sé descargar cosas y cuando consigo hacerlo luego no las encuentro? ¿Por qué no me reconoces el pen drive? ¿¿¿¿Por qué????? ¿A caso no ves que no te entiendo? ¿Que no estamos en la misma onda?

-El ocho pistas. ¿Por qué si te pongo la tarjeta SD no suena lo que está grabado? ¿Por qué si no tienes ni seis meses decides que es un buen momento para que se joda el conector? Y juntando ambas partes (ordenador y ocho pistas) resulta que si te llevas el ordenador a la habitación donde está el ocho pistas no funciona. WTF?

– La campana de la cocina. Por lo visto no se da cuenta que si se estropea yo solita no sé arreglarla, ni cambiarla por supuesto. Ahora resulta que como es un poco viejeta, pues para encontrar el mismo modelo (para que encaje bien) hay que pedirla ahí donde Jesús perdió al alpargata.

-Querido ventilador, no por favor, tu no me falles.

Estos son solo algunos ejemplos. No es el hecho en si de que los cacharros se estropeen, lo que realmente apesta es no saber arreglarlo, sentir que dependes de otro, y eso es un puteo. Obviamente no se puede saber de todo en la vida, y para eso hay gente que estudia informática, electrónica y lo que sea lo que estudien los señores que cambian las campanas.

Si yo la intención de aprender la tengo, pero cada uno tiene sus “virtudes” (no sé si llamarlas así), yo soy una persona patosa y manazas, y si tengo que aprender fontanería puedo pasarme años, tiempo del que no dispongo. Por supuesto también debería aprender de electricidad, informática y mil cosas.

De pequeña soñaba con ser Macgyver  (Macgaiver como pronuncian los americanos -suena mejor en español ¿verdad?-), bueno también soñaba con lo guapo que era, pero eso es otra historia… Una vez lo intente y he de decir que me las apañé bastante bien. Tenía un mini poro en una tubería del agua que pasa por debajo del calentador, así que llamé al fontanero y al verme tan jovencita (de eso hace ya diez años) me enseño como taparlo si volvia a salir (para que no me gastara dinero). Solo tenia que calentar un poco el estaño con un soplete y arrastrar el metal cuando se empezara a fundir. Yo a falta de soplete (que no es algo que abunde en casa de una veinteañera) usaba el mechero, y eh… aguantó. Pero por el resto, pues visto lo visto no soy Mcgyver, menuda mierda.

Pues eso, que estoy un poco mosca por eso de no ser autosuficiente en todos y cada uno de los aspectos cotidianos, aunque lo bueno es que gracias a la ignorancia de muchos como hay gente que tiene trabajo.

Chorrada de post, lo sé, pero ira, hoy tenía ganas de quejarme. Y pinto.

¡Que tengáis feliz fin de semana! 🙂

Anuncios

8 comentarios en “Cuando las cosas funcionan mal…

  1. Hace unas semanas tuve un día igualito al que acabas de describir, solo que en mi caso lo que me falló fue el ordenador y la tablet cuando al día siguiente tenía una entrevista de trabajo por ordenador. Además mi hermana se cabreó muchísimo porque me negué a cogerle el teléfono ya que al contarle el problema que me había surgido solo me criticó y no me dió ninguna solución, eso sí, a las 22 hs llegó echa una furia , dejo el portátil de su novio y se marchó con un portazo para a los 5 minutos volver y diciendo que como ya lo había solucionado sola( había quedado con una ” amiga” que me iba a dejar hacer la entrevista en su casa), se lo llevaba. con un portazo se volvió a ir. Fue surrealista porque no entendí porqué estaba taaaan enfadada.
    Cosas de la vida.

  2. Llevo casi dos años viviendo en mi departamento y en el comedor aun cuelga horrible, la ampolleta. No se electricidad y ahi está la lampara a la espera de ser instalada.
    Mis superpoderes son muchos, soy hija de mueblista asi es que las labores rudas no son problema para mi… Salvo la electricidad, pero ahi usaré mi otro superpoder que es la simpatía para conseguir alguien que instale por fin, esa lampara!

  3. El lunes mi computadora se congeló en la pantalla de inicio. Me hizo pasar los mil berrinches y me atrasé con el trabajo. Resultó al final que solamente había que desconectar todos los USB conectados antes de prenderla para que funcioné bien. Entiendo tu frustración.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s