Jueves 25 de Junio de 2015

8.40 a.m:

El día empieza como una patada en el hígado. El insomnio vuelve a asomar la cabeza con un “Hey! buenas noches, y estoy aquí de nuevo ¿me añorabas? El que sí que ha dormido como un tronco es mi hijo, porque a las 6.15h se ha despertado con la vitalidad que solo los niños de su edad poseen.

Dios, estoy agotada. Tengo suerte que en mi trabajo se portaron muy bien con el tema de mi falta de sueño y me arreglaron el horario, entro y salgo dos horas más tarde. Hasta junio era bastante estupendo, mi marido se encargaba de llevar al niño a la guardería antes de irse a trabajar, así que sobre las 7.15h salín de casa, por tanto, si yo había pasado mala noche tenía dos horas y cuarto aproximadamente para descansar. Luego llegó junio y mi marido empezó con la jornada intensiva, lo cual significa que sale de casa a las 5.30h, por consiguiente si el niño se levanta a las 6h yo también.

No solo es el cansancio, también está el estrés y la ansiedad. Como comenté hace poco tuve un pequeño problema médico relacionado con el hecho de dormir poco, así que ahora voy con el miedo en el cuerpo todo el día. No paro de pensar que no estoy durmiendo lo suficiente, que no me encuentro bien del todo, que si vuelve a pasarme algo (especialmente si estuviera sola o por la calle con el niño). Sé que pensar en lo que puede o no puede pasar es absurdo y nefasto para nuestra salud mental, pero que queréis que os diga, hasta que no pasen unas semanas el miedo seguirá ahí.

No veo el momento en que llegue septiembre y todo vuelva a la normalidad, o por lo menos agosto y que tenga un par de semanas para descansar, aunque según como a la que pasas 24h non stop con niños, acabas deseando volver al curro.

Me siento una madre horrible cuando hablo así. La mayoría de la gente desearía tener más tiempo para poder estar con sus hijos, y yo aquí, pidiendo tiempo para mí…  Por otro lado pienso que no solo soy madre, también soy una persona, un individuo que necesita tiempo para si mismo, pero es tan chiquitín… Que me sabe mal estar pensando en mi.

Madre mía y yo que hace nada estaba planteándome tener otro crio… No solo va a tener que esperar si no que con tal bajón/cansancio que llevo realmente me estoy planteando si algún día volveré a tener ganas de tener otro crío.

Bueno, ya me he desahogado, no es que quejarse sirva de mucho, pero por lo menos me siento un poquitín mejor.

De corazón os deseo que tengáis mejor jueves que yo. Yo me consuelo pensando que mañana será otro día 🙂

Anuncios

8 comentarios en “Jueves 25 de Junio de 2015

  1. Me he visto reflejado en el tiempo. Ánimo, Anne … lo mío era igual y acabó bien … voy, aún, bien … pensando en si saldrá el sol..
    Saludos

  2. Ánimo!!! seguro que todo irá a mejor . Yo también me he levantado “modo zombi” pero eso no significa que no pueda mejorar el día. Positividad ante todo. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s