Welcome Tam.

A veces dejamos pasar las buenas cosas, quizás no intencionadamente, pero sin darnos cuenta dejamos que el tiempo las vaya enterrando poquito a poco. Pero en ciertas ocasiones vale la pena escarbar y desenterrar aquello que tanto bien nos hizo en su momento, en mi caso se trata de una amiga. Si tuviera que comparar nuestra amistad con una relación amorosa la describiría como “pasional”. En cuanto nos conocimos conectamos enseguida, la misma pasión por la lectura, por el cine, por la música etc… Quizás ella tenga unos gustos más  selectos que los míos, pero al fin y al cabo el sentimiento hacia esas cosas era el mismo. Cuando estaba con ella me sentía comprendida, sentía que me escuchaba, que podía ser yo misma. Tam es una persona a la que le gusta sonreirle a la vida, positiva y optimista, con energía y con dos cojones (de esos que más de uno desearía tener). En resumen, ella es una de esas personas que te contagian frescura, ilusión, alegría… Buen rollo en definitiva.

Alguna que otra vez, volvemos a reencontrarnos con estas personas por motivos desagradables (como en entierros), pero no fue nuestro caso, sino al revés. Cuando retomar la relación con alguien viene ligado a una buena noticia es algo maravilloso.

Puede que fuera el tiempo y nuestras vidas ajetreadas las que nos distanciaran. El “bueno, ya llamará cuando le vaya bien” y posteriormente el “joder después de tanto tiempo a ver como empiezo” (eso es como ligar, a la que le pierdes el truco… malo)

Sea lo que fuere, quedó en el pasado. Ayer no decidimos llamarnos más a menudo, sino ser de nuevo aquellas amigas que fuimos dos años atrás.

Por eso, si habéis conocido a alguien tan especial alguna vez, alguien que conectas al máximo y que en aquello en que discrepáis hay un respeto real, no lo dejéis pasar. La vida es demasiado corta para desperdiciar a esas personas que llenan de buenos momentos nuestra vida y que enriquecen nuestra alma.

Por cierto, enhorabuena Tamara.

Anuncios

4 comentarios en “Welcome Tam.

  1. Es tan cierto…porque te vas dando cuenta que personas que conectan de esa manera que tu describes no es fácil….y no merece la pena perder la oportunidad de alimentar esa maravillosa oportunidad de disfrutar una amistad así
    Un abrazo

  2. Esos olvidos ocurren sobre todo cuando vas de acá para allá, cambias de residencia y vas dejando (y te van dejando) gente desatendida. Retomar la relación es un redescubrimiento y, si hay rescoldo (casi siempre lo hay) la llama se aviva con más fuerza si cabe. Está muy bien lo que dices: “La vida es demasiado corta…”.
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s