Cuando la fortuna te sonrie

images (1)

Hoy escribo para contaros una historia que conmovió a media empresa.

22 de Diciembre de 2014, día del sorteo, día de esperanzas y de desilusiones para muchos. Este lunes a una compañera del trabajo le dieron una de las mejores noticias que se pueden recibir en estos momentos tan duros para muchos. Le tocó la lotería. No daremos nombres ni cantidades, a ella la llamaremos “B” (básicamente porque me gusta la B) y a la cantidad la llamaremos XXX (mola no? queda muy Vin Diesel).

Pues bien, la mañana del lunes 22 la vida de B dió un vuelco que cambiaría su vida y la de su familia. Imaginaros lo que es estar en el trabajo, recibir la llamada de tu madre y enterarte que no solo te ha tocado a ti, sino que a tus padres y a tu hermana le ha tocado la misma cantidad. Hasta el día que me llegue (si me llega) nunca podré sentir realmente lo que B debió sentir en ese instante, sin embargo creo que el corazón se me ensancharía tanto de felicidad que me explotaría el pecho.

Cada vez que juego a la lotería, albergo una pequeña esperanza. Como en el fondo realmente sé que mis posibilidades son escasas, mi mayor esperanza es que le toque a alguien que realmente lo necesite, que lo necesite y sepa emplearlo bien. Alguien que lo merezca y para mí B es una de ellas. Madre soltera, trabajadora como ninguna, cariñosa y siempre alegre.  Una chica que en pocas palabras, se hace querer. No conozco a su madre ni hermana pero sí conocí a su padre una vez que la acompañó al trabajo. Seguramente os ha pasado mas de una vez, conocer a alguien solo unos minutos y saber que es una persona entrañable. Me conmovió cuando me dijo que ahora podía dejar de sufrir si algún día le pasaba algo ya que ahora sabía que a su hijo no le faltaría de nada, no sé si conmover sería la palabra adecuada, pero realmente me hizo sentir aliviada, lo siento, sigo sin encontrar una palabra concreta para aquellas palabras que salieron de su boca, como una especie de brisa, como esa bocanada de aire que llega y te inunda de paz..

Pero a parte de la alegría que supone que la fortuna haya sonreído a B (eso obviamente) y a su familia, algo que me impactó fue la reacción de las compañeras. El hecho que a más de una se nos escapara la lagrimilla, el ver las reacciones sinceras de felicidad por algo ajeno a uno mismo, fue algo precioso, indescriptible. Esa alegría colectiva debida al sentimiento hacia nuestra compañera fue realmente emotivo. Por un rato una nube de amor por decirlo de alguna manera inundó el despacho.

Como siempre habían las envidiosas de turno (que l@s hay en todas partes) en las que su sonrisa expresaba una cosa completamente distinta a sus ojos inyectados en sangre. Me molesto bastante, me enfadó de hecho, pero ¿sabéis qué? que aquellas personas que son tan egoístas como para no alegrarse por algo así no merecen conseguir que la felicidad de los demás mengüe, gente toxica y nociva no deben arrebatarnos nunca la alegría y el cariño. Entiendo, somos muchas, tienes más trato con unas que con otras, pero francamente, de ahí a tener envidia… Eso no está bien.

Ese día las conversaciones de algunas se basaron en repetir una y otra vez “que guay tía”, no hacía falta decir nada más, era algo que salía solo, salía desde nuestra alma, nuestro ser.

Desde aquí B, enhorabuena. “Que guay tía”.

Anuncios

2 comentarios en “Cuando la fortuna te sonrie

  1. Tienes razón, Anne, he vivido algunas escenas parecidas en mi larga vida profesional y social … lloro cuando las recuerdo, como me ha pasado ahora leyéndote. Psss, no se lo digas a nadie, me encanta hacerlo y especialmente cuando sucede a personas que, como dices, les va a sentar bien, muy bien.
    Feliz noche.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s