LA CHICA DE LA BLUSA BLANCA

images (1)

La primera vez que la vi fue sentada en una mesa de un bistrot francés. El pelo ondulado se deslizaba sobre sus hombros y su color castaño reflejaba un tono rojizo con la luz que atravesaba la ventana. Su piel de color claro contrastaba con unos ojos marrones que estaban fijos en  el libro que reposaba sobre la mesa. Parecía completamente absorta en la lectura, no recuerdo que obra era pero sin duda se trataba de un libro de Jane Austen -particularmente no es de mis escritoras favoritas pero no tengo nada en contra de ella, una gran mujer Jane, sin duda-.

La impresión que tuve de ella fue buena, vestía una blusa blanca vaporosa y tejanos, eso me hacia pensar que era una chica sencilla, discreta. Por la mesa arrinconada -en la que más adelante descubriría que era su mesa habitual- sospechaba que era tímida, probablemente introvertida y solitaria,  eso me gusta. Noté también que era una persona muy observadora, le encanta sentarse en un banco del paseo e imaginar como debe ser la vida de las personas que pasan por delante. A pesar de eso cabe decir que no reparó en mí hasta un tiempo después.

A medida que pasaban los días, me  fui acercando poco a poco a ella hasta que acabé por conocerla bastante bien y entrando en su vida. Empezamos a pasear juntos, le encanta salir a pasear al atardecer, especialmente los días nublados y un poco fríos. Su romanticismo es algo que me parece sumamente gracioso, es tan ingenua y dulce que vive ajena a las maldades de todo lo que rodea este mundo. Sin duda no es más que un mecanismo de defensa, es lista e inteligente pero prefiere no saber. La ignorancia la hace vulnerable pero feliz.

El día que la acompañé a casa me quedé gratamente sorprendido. Vive en una calle bonita, tranquila y pequeña, realmente se aviene mucho a su personalidad. Al entrar en su piso lo primero que llamó mi atención fue un póster enmarcado de los Rolling Stones, la verdad es que no imaginaba que una muchacha tan delicada tuviera un espíritu rockero escondido, me gusta el rock, me gustan los rockeros son insensatos e impulsivos en general, cuando tengo que tratar con ellos todo es muy natural, conectamos y en general no acostumbro a conectar demasiado con nadie.  En las paredes lucían varias fotos colgadas que había hecho ella misma y mostraba con orgullo, no se le da nada mal. En el salón una gata negra estaba estirada en el sofá haciendo lo que todos estos bichejos hacen, absolutamente nada. Por lo visto adora a su gata, pero no acabo de entender por qué, esa bola peluda no hace más que mordisquearle la mano cuando va a acariciarla y bufarme cada vez que me acerco a su ama. Siguiendo con el piso, es pequeño pero tiene mucho encanto, lo que mas me gusta es el balcón, es pequeño pero muy íntimo y decorado con gusto. Solo algunas flores y una mesita donde desayunamos a menudo, nada recargado pero acogedor. La cocina es un poco cursi para mi gusto, pero ya se sabe como son las chicas como ella. Tiene todo tipo de artilugios para hacer repostería (aunque no se le da muy bien) pero la dejó de lado porque no tenía nadie con quien compartirla  (hay que decir que yo tampoco soy muy de dulces).

Cuando no tengo mucho trabajo voy a pasar la noche a su casa. Me gusta cuando estamos en el sofá con una manta y una copa de vino, aunque sus gustos cinematográficos me irritan sumamente. Se pasaría el día viendo películas estupidas acerca de amores y desamores y sin embargo no tiene suficientes agallas como para  experimentarlo realmente. También me irrita su forma de cantar, es como un si estuvieran degollando a alguien. Canta en la ducha, la cocina o en cualquier rincón, cree que no la oigo, pero vaya si la oigo, y que suplicio. Eso sí,  tiene un gran corazón. Se desvive por las pocas personas que ha dejado entrar en su vida. Por eso me entristece un poco que sea tan solitaria, solo sale de vez en cuando con alguna amiga y nada más que para ir a tomar un café. Solo he conocido a tres amigas suyas, a sus padres y a su abuela, pero eso es todo. Es educada con sus vecinos y sé que en el trabajo no se lleva mal con nadie pero creo que no es todo lo feliz que podría llegar a ser si no se enclaustrara tanto.

Ya  hace tiempo que estoy ahí, a su lado, cada vez más cerca, pero creo que todavía no soy suficiente importante en su vida. No me toma tan en serio como debería y no es consciente de lo que puedo llegar a ser para ella.

Siempre tan cándida y dulce pero tiene una fobia horrible al compromiso, cualquier tipo de compromiso, es demasiado tímida para entablar relaciones serias, no le gusta conocer gente nueva, no le gusta salir por la noche, probar comida exótica o hacerse un corte de pelo distinto.

Es cierto, ella es feliz con su pequeño mundo, le gusta y tiene todo lo que necesita pero no se da cuenta de lo mucho que se está llegando a perder.

Yo he viajado mucho, he conocido a muchas personas, he tratado con gente de todo tipo y no siempre ha sido fácil, pero conozco de primera mano todo lo que la vida puede aportar y lo fácilmente que se puede acabar.

Me cuesta entender porque alguien con su belleza, su carisma y su edad no aprovecha todo lo que le puede brindar la vida.  Ella tiene también esa posibilidad. Amar, explorar, viajar, compartir, vivir. Solo desperdicia su adorable tiempo refugiándose en su piso con sus libros, sus películas y su música. Viviendo una vida limitada por miedo a arriesgar. Es triste pero es así.

En fin, suponía que con el tiempo cambiaría y lo deseaba con todas mis fuerzas, porque de corazón creo, que en el momento que ella falte el mundo habrá perdido una gran persona sin siquiera ser consciente de ello.

Pero no ha sido así, he intentado darle tiempo, siempre a su vera, atento, cuidadoso, dejándole espacio para que sea tan feliz como se merece, pero no ha sido suficiente, así que aquí va acabar la historia, en una parada de autobús.

Veo que ya se acerca por la cera de enfrente, esta vez va a ser realmente difícil hablar con ella. ¿Donde demonios está el dichoso autobús? Odio la impuntualidad, vamos a llegar tarde.

Por fin, por ahí llega el autobús y ella ya esta cruzando la calle. Y ahora, empieza el drama.

-Vamos Eva, el autobús ha venido con retraso, llegaremos tarde y tengo mucho trabajo todavía por hacer.

-¿Qué? ¿Quién eres?

Otra vez esa dichosa pregunta, son todos tan repetitivos con su “quién eres”, me irritan sumamente cuando se ponen así.

-Vamos querida, acabas de ser arrollada por un autobús, ¿de verdad no adivinas quién soy?

¿Acaso todo el mundo espera una calavera con una guadaña?

Anuncios

11 comentarios en “LA CHICA DE LA BLUSA BLANCA

  1. Hola Anne
    ¿Porqué la mujeres que sienten que perdieron el tren, tienen gatas como mascotas?
    Generalmente son cuarentonas.
    Lo extraño es que a partir de los cuarenta, es cuando la mujer empieza a ser inteligente.
    Las veinteañeras, están totalmente dominadas por su sistema endocrino, son absolutamente insoportables.
    Las treintañeras están en la transición para convertirse en mujeres mujeres.
    Así que son como volcanes inestables.
    Después de los 40, es cuando algunas mujeres son verdaderamente disfrutables.
    ¿Y porqué las mujeres de espíritu positivo, inteligentes, fuertes y con esperanzas, tienen perros?
    Si analizás los comportamientos de ambas mascotas y lo que te dan, lo vas a entender.
    En cuanto a la historia en si, es muy antigua y la leí en mil variantes, pero lo importante es que si alguien no la conocía, pase un buen rato.
    ♣ Rubén Ardosain ♣

    • Hola Rubén, gracias por tu comentario. Quizá tengas razón en que es un poco cliché el tema de los gatos, aunque francamente decidí que la muchacha tendría una gata porque yo tengo una 😃. Respecto al tema de la historia probablemente hayas leído mas que yo, porque cuando la escribí pensé que era original y distinta, pero claro son muchos los que han escrito cosas a lo largo de la historia, así que supongo que es inevitable que un tema se repita. Solo discrepo en tu comentario acerca del comportamiento de las mujeres en sus respectivas edades, pero bueno en eso cada uno tiene su punto de vista. Un saludo y gracias por pasar.

      • Hola Anne

        Excelente tu respuesta.

        Es que estamos parados sobre hombros de gigantes.

        Muchas veces los humanos solo aprendemos aquello que olvidamos, o que la humanidad olvidó

        Cada vez es un poco más difícil ser totalmente originales.

        Lo que si podemos hacer es imprimirle nuestro estilo,
        otras veces lo podemos mostrar con algún cambio de plano, y eso vale.

        Fijate con que pocos y repetidos elementos, se arman los rostros humanos.

        Sin embargo con pequeñas cambios y actitudes terminamos siendo bien distintos y originales.

        Así que con tu cuento, es probable que basándote en una historia conocida, pero que vos no conocías u olvidaste, hayas logrado un relato original.

        Hasta aquí el comentario original para vos.

        Llegado a este punto se me ocurrió agregarle algo más solo para darle un poco de color al comentario y para mostrarte que a mi me puede pasar o me pasa, igual.

        Como es largo, no te preocupés por no leerlo, no es gran cosa.

        Yo también tengo un blog aquí en WordPress y escribo sobre cosas varias.

        Una de estas cosas, es una historia de amor, muy tonta, y que hasta a mi me sorprendió ya que no es un genero que me atraiga mucho, pero como en buena parte es real, me animé.

        Si sobre algo se ha escrito, es sobre historias de amor o románticas, así que no tengo formas de saber si esta historia, es una historia repetida, y como me sucedió a mi, me dije, –¡¡Que más da!!–.

        Una historia Tonta

        Ese mediodía el hombre estaba sentado a la sombra de uno de los árboles que estaban en su casa, sombra es un decir, no tenía una sola hoja, era mediados del otoño

        Mientras pensaba, jugueteaba distraídamente con sus dedos sobre la suave dichondra

        La particular expresión de su rostro y su mirada abstraída, mostraban a las claras que estaba en otro mundo, haciendo trabajar a pleno su mente

        Pensaba, cualquier evento que yo pueda imaginar, o aun los que ni siquiera puedo imaginar, siempre tienen una probabilidad mayor a 0 (cero) de que sucedan

        Esto lo tenia grabado en su mente y era parte de su Biblia personal

        Era el postulado base de su vida ; porque decir esto y decir que cualquier cosa puede pasar es lo mismo

        El Caos en su máxima expresión, siempre presente modelando el mundo

        Los físicos siempre están tratando de encuadrar al universo y este siempre tan esquivo

        Cada puerta que conseguían abrir en forma brillante los genios de la física, mostraban otras dos aun más blindadas y herméticas

        Para la gente común, no eran ni siquiera interesantes, pequeñas cuestiones que ya se resolverían

        pero los físicos, hombres brillantes, sabían que esas pequeñas cuestiones podían cada vez volver a alterar todo el andamiaje de la ciencia y de nuestra comprensión del universo.

        Algunos pensaban que la física, podría explicar el universo sino fuera por la vida ; otros, que la metafísica podría explicar la vida, sino fuera por el universo.

        Nuestro hombre tenía sus propias teorías al respecto

        ¿Y como es que el estaba concentrado en estos temas?
        Muy simple, había leído, en realidad se había devorado 6 tomos de Harry Potter y luego los 3 tomos de “las crónicas de la Dragón Lance “y luego los tomos de “Leyendas de la Dragón Lance¨

        Se metió en ese mundo, visitó Hogwarts, estuvo en el pasaje Digon, convivió con los Wesley, visitó Azkaban, luchó con el innombrable, estuvo con el terrible supermago Raistlin de las crónicas de las Dragón Lance y con la diosa Kitiara, la pura

        Todo esto en 5 o 6 días con la intensidad y pasión que solía poner en aquello en que se interesaba
        **
        De pronto pareció despertar de un largo letargo ; sus ojos volvían a parpadear, cuando eso sucedía, generalmente era porque había llegado a alguna conclusión y estaba decidido a entrar en acción

        Debemos recordar que cuando tal cosa ocurría, Rubén que así se llamaba nuestro personaje, era verdaderamente de temer

        Si cualquiera de sus vecinos lo estuviera siquiera sospechando, en la farmacia del barrio, se iban a agotar los tranquilizantes, y una pelota en sus gargantas se volvería permanente

        Ajeno totalmente a todos estos problemas, nuestro personaje se apresuró a ir al interior de su casa, quería empezar a preparar y organizar los datos que le cargaría a su programa de cálculo de probabilidades

        Dicho y hecho ; se dirigió a una de sus bibliotecas, donde tenía todos los libros referidos a estos temas
        Cuando los tuvo bien identificados y separados, vio que realmente eran muchos, aunque esto no causo ningún efecto negativo en el, al contrario, sabía que tenía mucha y buena información, en general el confiaba más en sus libros que en la información que podría hallar en Internet

        En el se mezclaban en forma difícil de comprender, el progresismo y la modernidad a ultranza, con el conservadurismo mas recalcitrante

        Como lo expresaba el, si por casualidad alguien le preguntaba al respecto ; mi mente decía, es solo un espejo del Caos…

        La mente de Rubén, merece alguna aclaración
        En su diccionario personal, la palabra depresión, no la busquen, porque no existe y de existir, diría : ráfaga que dura instantes

        En la palabra fracaso ; dice : fue y chau

        Amor: aquello que al primer momento te desacomoda y luego te agranda y esto es para siempre, en estos temas era como los pingüinos, aunque esto el aun no lo supiera.

        Y así siguen cosas por el estilo.

        Como comprenderán, sus amigos y amores eran escasos

        Simplemente el jugaba en otra liga ; ni mejor ni peor, solo diferente

        Los temas, cualesquiera estos fueran, simplemente necesitaban solo un poco de mas o menos atención, dependiendo de su importancia relativa, pero todos tendrían solución

        Yo soy solo un relator de hechos que he vivido o me han llegado de fuentes fidedignas

        Rubén era un ser muy simple, tan simple, que no era fácil de describir por mi, acostumbrado a los otros humanos, tan misteriosos e intrincados

        A veces me complicaba y a sus vecinos intranquilizaba ; razón no les faltaba.; pero como no era fácil de odiar o querer dañar, simplemente lo trataban de olvidar

        Pero el no era fácil de olvidar, no es que se lo propusiera, sino simplemente que era un alma inquieta, y no se podía detener ; el resultado de esto solía merecer varias lecturas

        La vida según el consideraba, había sido muy buena con el, le había puesto pruebas algo duras, pero le dio las herramientas con que sortearlas

        el resultado como siempre, dependía de su voluntad, eso le daba según el, el poder de los dioses ; en realidad el entendía al ser humano como un semidiós

        ¿Por qué los humanos eran tan quejosos?, se preguntaba; tenían sobre sus hombros la máquina más poderosa del universo y solían usarla bien poco y mal

        Ahí encontrarían todas sus respuestas y soluciones ; pero no ; preferían arrastrarse ante falsos ídolos a mendigar vaya uno a saber que o sentirse vencidos, sin siquiera comenzar la batalla

        Siempre recordaba las palabras del poeta del imperio, dirigidas a su hijo …. “no te sientas vencido ni aun vencido”…..

        Si vos creés que él despreciaba a los piqueteros y otras yerbas semejantes, crees bien poco

        El sentía infinito respeto por un ingeniero, una docente o un artesano que vendía sus cosas en la calle, o cualquiera que ponía su esfuerzo para salir adelante
        pero no toleraba a los que se habían entregado y mendigaban o delinquían

        Era de alguna forma impiadoso ; faz rara en él, dada su enorme sensibilidad, pero sin duda Rubén era sumamente contradictorio

        si hubiera un concurso de popularidad, la posibilidad de los primeros puestos, no era una alternativa que evaluara como posible

        El aceptaba como un hecho de la realidad todas estas cosas, ya que tenía una fuerte formación en ciencias duras ; pero esas cosas no las comprendía.

        y dado que sabía, como la gastaban los humanos en particular y la sociedad en general, con los que pensaban “raro”, solía no discutir con extraños estos temas

        Ya bastante tenía con discutirlos consigo.
        *
        Comenzó la recopilación de la información.

        Habitantes del mundo en las distintas épocas, cantidad de referencias arqueológicas sobre el tema, cantidad de nombres de presuntos magos, hechos misteriosos referidos al tema, artículos en los periódicos en todo el mundo y en todos los tiempos, cantidad de fórmulas de alquimistas famosos, cantidad de leyendas, cantidades de ubicaciones geográficas diferentes

        y así seguía la larga lista

        En fin cualquier referencia más o menos razonable sobre el tema

        Era una labor ardua y tediosa, pero no para él, ahora poseído de la pasión del proyecto emprendido, su expresión había adquirido la característica algo desvariada de cuando se compenetraba con un tema y el mundo desaparecía

        Las horas comenzaron a correr y la tarea parecía en pañales, miró la hora y se dio cuenta que era de madrugada

        Decidió parar, fue a la heladera a ver si había algo de comer, solo unas empanadas del día anterior y las correspondientes fuentecitas para ensaladas ; era mejor que nada pensó

        Acompañó con su Syrah favorito y un poco de música

        Puso música clásica ; Rossini ; según él, un genio al que habían devaluado, Rubén no soportaba música como la de Wagner o Bartok y menos aun música de bailantas o las metálicas de los boliches

        Las decisiones rápidas y tajantes y los gustos innegociables, también eran parte integral de su personalidad

        A la mañana siguiente continuó la tarea luego de un desayuno liviano ; ya al finalizar el día, parecía estar completa ; hizo unas pruebas, corrigió algunos errores y se dispuso a ejecutar la tarea

        Dio el enter correspondiente y la poderosa notebook se puso a trabajar, procesó durante más de 30 minutos y al final sacó un resultado

        ¿Qué es lo que buscaba nuestro personaje?

        Simplemente la cantidad de probabilidades de que existieran magos y brujas ; en realidad o lo que es lo mismo, si existía la magia

        Él sabía de acuerdo a sus postulados, que la probabilidad debía ser mayor que 0, lo que no tenía idea era la magnitud de esa diferencia

        Y el resultado lo sorprendió

        Y mucho ; 65 %

        Estaba mas allá de cualquier estimación suya, decidió rehacer la tarea, debía haber algún error

        Comenzó todo de nuevo, al cabo de dos días agotadores, dio el nuevo enter

        65 %

        Cayó sentado en la silla junto al secreter de algarrobo y se restregó los ojos

        ese porcentaje significaba que muy probablemente hubiera magos y por lo tanto existiera la magia

        ¿Dónde estaban?, ¿Qué hacían?, ¿Quiénes eran?, ¿Qué querrían?

        Todas esas preguntas se iban acumulando en su cabeza, y no tenían respuesta ; eso no era algo admisible para Rubén

        Se tiró hacia atrás en la silla y comenzó a reflexionar, su mente comenzó a ordenarse, sus pensamientos a sistematizarse

        Pensó que sin duda cuantas mas personas reunidas en un lugar hubiera, más probabilidades de encontrar uno tendría

        esto era lógico ; miró por la ventana era de noche, caía una persistente garúa, hacía algo de frío; ¿Dónde ir?
        de repente se le iluminaron los ojos, claro, al hipermercado que tenía cercano, la fecha no era la mejor para que hubiera mucha gente, pero siempre habría

        Sin dudarlo salió rápido a buscar su bicicleta y se dirigió inmediatamente al híper

        Una vez allí, comprobó que realmente no había demasiada gente ; tomó un chango y comenzó a recorrer las góndolas, no sabía a ciencia cierta que debía observar, suponía que alguna rareza debían tener los magos y las brujas
        *
        Recordó una documental, donde movían aparentes insectos delante de una rana

        esta solo atacaba si el objeto se movía de una manera determinada, si cambiaba el movimiento, parecía volverse invisible a los ojos del animal

        Estaba claro que no veía con sus ojos sino con su mente, y al ser diferente el movimiento, su mente no lo procesaba, no era lo que quería ver

        Seguramente es igual en los humanos pensó, los ojos son solo transductores bobos, lo que “ve”, es el cerebro

        En esto se basarían los prestidigitadores para sus trucos
        Decidió tratar de cambiar el tamiz de su mente y poner otro diferente, ver cosas que antes pasarían desapercibidas

        Ya concentrado en el nuevo método, comenzó a mirar a todos los que se encontraban a su paso en medio de las góndolas

        Nada, solo gente común, ningún rasgo distintivo

        Estuvo un buen rato siguiendo aquí y allá y nada, ¡de pronto la vio!

        una chica de armoniosa figura en la góndola de los quesos, no supo porqué le llamó la atención

        tal vez un aire especial ; pero se la quedó mirando

        ella en un momento movió la cabeza y cruzó su mirada ; tenia ojos que refulgían ; el corazón le dio un brinco, un rayo atravesó su corazón aunque el no lo percibiera

        Se corrió detrás de una gran pila de naranjas que había en el pasillo central, como para pasar desapercibido y siguió observándola

        era hermosa y de aspecto delicado, mechones de cabello claro enmarcaban un rostro que parecía dibujado por Botticelli, o al menos a Rubén le pareció así, ya que le recordaba a Simonetta Vespucci

        En esos instantes un parpadeo de la luz, seguramente producto de un fallo en el suministro de energía oscureció el lugar, …. ¿Casualidad?….

        Solo unos instantes, pero bastaron para que Rubén viera alrededor de la joven mujer un halo brillante y pequeñas estrellitas

        Quedó fulminado, ¡¡¡era lo que estaba buscando!!!.
        Aunque el no lo supiera aun, esto era cierto en más de un sentido

        Ya había decidido no moverse del lugar hasta que ella lo hiciera, la iba a seguir

        Justo en ese momento pasaron saliendo de la nada, dos niños corriendo una pelota

        lo tocaron y desequilibraron un poco y como estaba inclinado en extraña pose detrás de las naranjas, se cayó de bruces sobre ellas

        con tan mala suerte que pegó contra la base de las naranjas, que empezaron a caer arrastrando al resto con ellas ; se le vinieron encima y lo forzaron a caer al piso

        El desparramo fue total, ya en el piso, se puso rojo como un tomate de la vergüenza y no atinaba a ponerse de pie por culpa de las naranjas que tenía alrededor de él

        En eso una voz muy dulce y cálida ; muy parecida a la de una cantante que escuchó hacía poco ; le preguntó ; ¿se hizo dañó?

        y una mano muy suave lo ayudo a ponerse de pie, era la hermosa chica que había estado observando.

        Los colores de la cara pasaron a granate, el no atinaba a responder ni hacer nada.

        La chica continuó hablándole ; pero el solo la miraba casi sin escuchar ; sus ojos tenían un fulgor maravilloso y su sonrisa le pareció irresistible, no podía apartar los suyos de ese rostro de princesa de cuentitos.

        al rato se dio cuenta que no le había soltado la mano, lo cual hizo muy torpemente.

        Paremos un instante para entender la situación.

        Rubén no era precisamente muy hábil con las mujeres ni comprendía en lo más mínimo la mente femenina.

        Otro hombre se hubiera dado cuenta que ella tampoco había querido retirar su mano, pero él estaba en Babia

        Ella comenzó a moverse con su chango, a lo que el, manoteando el suyo imitó, sin pensar, sin saber porqué, la siguió y se mantuvo a su lado, a ella no pareció molestarle.

        Llegaron a la góndola de las galletitas y ella tomó unas y las colocó en su chango, que tenía alguna que otra mercadería.

        Rubén cayó en cuenta que su chango seguía vació, así que comenzó a llenarlo de cuanta cosa encontraba mientras trataba de hilvanar alguna conversación ….

        Ella lo observaba y sonreía mientras lo guiaba en la charla

        al rato él se dio cuenta que su chango estaba lleno ; otra vez se puso colorado pensando en la estupidez que estaba haciendo y recordando que no había traído su tarjeta ni dinero

        Haciendo de tripas corazón le confesó a ella el hecho de que en realidad había venido solo por unas pocas cosas, y no eran esas precisamente

        la verdad era que no había venido a comprar nada, pero eso no se atrevía a confesarlo

        Ella en forma muy realista y delicada le sugirió que deje el chango lleno ahí, ya que el personal seguramente lo volvería a acomodar en su sitio y si le parecía bien podían usar los dos el chango de ella, que tenía lugar disponible

        Él se derretía, un poco por la vergüenza y otro poco por la turbación que ella le producía

        a pesar de su total confusión mental donde sus pensamientos eran un caos, consiguió articular un bueno y un agradecimiento

        Siguieron recorriendo las góndolas y el sin volver a tocar ninguna mercadería seguía más y más fascinado con la chica

        no tenía la menor idea sobre que es lo que le pasaba pero estaba claro que no podía pensar

        Al final ya muy tarde, llegaron a las cajas, él no había comprado nada

        Fueron con el chango al estacionamiento que estaba por debajo del híper y ella se dirigió a su auto

        A nuestro sufrido personaje nada le importaba ya en el mundo, solo ella

        En ese momento escuchó su voz, preguntándole a él ; ¿donde está su coche?, a lo que Rubén le indicó que no había venido en coche, pero sin decirle lo de la bicicleta.

        Le contó que vivía cerca y no necesita coche para venir.

        Pero está lloviendo más fuerte comentó ella, permítame alcanzarlo a su casa, ¿Dónde es?.

        El trató de negarse sin mucha convicción, pero ella insistió ; él le indicó la dirección y ella le comentó que era a tres cuadras de su propio domicilio, al cual se había mudado la semana anterior

        Solo le acepto que me alcance hasta su domicilio aclaró él, ya hizo demasiado por mi ; luego iré caminando

        ella aceptó luego de observarlo unos momentos ; una pícara sonrisa apareció en su hermoso rostro

        Llegados al domicilio de ella, bajaron y mientras ella abría el garaje, el hombre en el colmo de su audacia y en forma bastante increíble en el, le preguntó ¿podré volver a verla?

        Mientras miraba sus increíbles ojos que brillaban más con la lluvia ; los de él se veían grises en esos momentos y estaban abiertos como el dos de oro

        Ella lo miró con una sonrisa ahora cautivadora y dijo, –tal vez….–

        Para cualquier otro hombre ese tal vez hubiera sido claramente un si ; pero Rubén, al respecto era como decirlo suavemente….un verdadero idiota….

        Se le vino el mundo abajo, se quedó paralizado

        Ella comprendió lo que le ocurría y entonces le dijo muy bajito junto a su oído ….creo que si…

        Pero debo irme ahora

        Dio media vuelta y entró a su domicilio, apenas pudo verle la inicial de su nombre bordada en un pañuelo que llevaba …A…

        Él quedó flotando, comenzó a ir hacia su casa, llovía fuerte ; ni se dio cuenta que no se mojaba

        Desde ese momento un hechizo lo cubriría para siempre o eso al menos el creyó en algún momento

        Un poderoso embrujo había caído sobre él ; aunque él no lo supiera todavía

        Había encontrado lo que había ido a buscar, en más de un sentido.

        Cariños

        ♣ Rubén Ardosain ♣

  2. Pingback: El primer premio del otoño | Julia Ojidos

  3. ¿Qué? ¿Quién? Me has hecho reír y luego me he quedado 😳😅😱😱😱😱😓😢🙈🙉🙅 ( Tienes muñequitos porque vi el pulgar así que esa fue mi evolución)
    En la composición un 1000 en la historia me metí tan adentro que me la creí y por eso toda esa transformación rara que tuve. 👏👏👏
    Gema

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s